LAVADO DE TAPICES Y COLCHONES

Los tapices y colchones son inversiones importantes para el domicilio y oficina, por eso es bueno escoger el lavado profesional cada 12 a 18 meses.

Esto ayuda a garantizar su longevidad y buena apariencia además de proteger el ambiente en los que se encuentran.

Gran cantidad de polvo y tierra se acumulan entre sus fibras que luego se esparce por el aire con el uso. Manteniéndolos limpios se ayuda a purificar el aire y evitar reacciones alérgicas.

Los productos utilizados son especiales para los distintos tipos de tapices, son importados en su totalidad y no son dañinos para el medio ambiente.